miércoles, 25 de junio de 2014

¡Se termino de mala manera!

Redacción GOLAZO / Porto Feliz, Brasil
Por: Javier Sanchez Periodista / Edu Andrade Fotógrafo/ Enviados 
@DiarioGolazo 


Fotos: Edu Andrade / Enviado
La Selección Nacional de Honduras llegó plagada de sueños a competir al Mundial de Brasil 2014, pero la Copa del Mundo fue una verdadera pesadilla y se convirtió en la peor participación Hondureña en la historia de los mundiales, tras encajar tres derrotas, la de hoy a manos de Suiza por 3-0. 

Honduras afrontó este último duelo con la necesidad de ganar 2-0 y esperar que los franceses superaran por más de tres goles a los ecuatorianos. Sin embargo, apenas a los cinco minutos Xherdan Shaqiri, jugador de Bayern Múnich marcó un golazo que dejó sin reacción al guardameta y capitán Noel Valladares. 

Pero el "show" de Shaqiri apenas empezaba, pues se agenció un "hat-trick": El segundo tanto de los suizos llegó a los 31', cuando el verdugo Catracho encaró a Valladares y lo venció con toque suave pero lleno de calidad.

Con ese marcador llegó el fin de la primera mitad y Honduras se fue derrumbada a los vestidores. No obstante, en la etapa de complemento se reaccionó y se mejoró, pero la inefectividad de Jerry Bengtson y, un par de buenas intervenciones del portero y defensores europeos, impidió el descuento Catracho.

Marvin Chávez ingresó en lugar de Roger Espinoza y Jerry Palacios por el lesionado Carlo Costly, para darle mayor fuerza a la ofensiva nacional. Sin embargo, cuando mejor jugaba la Bicolor Suiza dio gala de efectividad anotando el definitivo 3-0, nuevamente por intermedio de Shaqiri a los 71'. 

Antes de ese tanto, Jerry Palacios reclamó una falta penalti que el árbitro argentino, Néstor Pitala, no concedió; mientras que Bengtson vio frustrado su gol mundialista cuando un defensor evitó que su remate rebasara la línea de anotación. Cerca del final se perdió una clara al rematar de cabeza a las manos del meta Benaglio.    

Al final no le salió nada de lo planeado al equipo de Luis Fernando Suárez, que decepcionó y defraudó a su afición, despidiéndose de manera vergonzosa del Mundial de Brasil 2014 en el último lugar del Grupo E.