martes, 3 de diciembre de 2013

FIFA.COM hizo un análisis de la Hexagonal de CONCACAF: "Honduras da la campanada en el Azteca, EUA arrasa"

Redacción GOLAZO / Tegucigalpa, Honduras
Por: Jose Antonio @JoseAntonioHN / Editor y Manager Diario Golazo
@DiarioGolazo 

Estados Unidos se repuso de un arranque titubeante y se encaramó al primer puesto del Hexagonal Final, la última ronda de clasificación de la CONCACAF para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014. 

Costa Rica, con su férrea defensa y la soberbia forma demostrada en su feudo, terminó segunda, mientras que Honduras hizo valer su poderío físico y su velocidad para auparse al tercer puesto.

A México, por el contrario, le tocó sufrir y llegó por la vía más complicada: tras disputar la repesca intercontinental contra Nueva Zelanda. FIFA.com repasa la competición preliminar de la CONCACAF.

Momentos destacados: Honduras da la campanada en el Azteca: La victoria de Honduras en la capital de México del 6 de septiembre de 2013 tendrá para siempre un capítulo propio en la historia de la CONCACAF. Con un gol en contra al final de la primera parte, el seleccionador Luis Fernando Suárez se lo jugó todo a una carta y añadió un segundo delantero a la formación Catracha.

La decisión dio inmediatamente los frutos deseados, y Honduras presionó a los locales. El recién ingresado Jerry Bengtson marcó desde el área en el minuto 63 y el veterano Carlo Costly desarboló a la carrera la defensa mexicana para sentenciar el histórico 1-2 dos minutos después.

El resultado supuso un mazazo para las esperanzas de clasificación directa que albergaba México y, como resultado, el seleccionador "Chepo" de la Torre perdió el cargo. Para Honduras, el Aztecazo se convirtió en uno de los momentos más estelares de su historia deportiva.

Estados Unidos supera una salida en falso: La selección estadounidense parecía cansada bajo el calor de mediodía en San Pedro Sula, con las camisetas empapadas en sudor transcurridos tan sólo 20 minutos de juego en su primer partido en el Hexagonal. Al final, los locales, muy motivados, se habían anotado una victoria por 2-1, que relegó a los estadounidenses, aunque por poco tiempo, al último puesto de la tabla.

La airada reacción de la prensa nacional no se hizo esperar, e incluso uno de los principales periódicos deportivos aseguró que los miembros de la selección estadounidense no estaban precisamente contentos con el nuevo seleccionador, Jurgen Klinsmann, con sus ideas ni con sus métodos. Si de verdad se produjo un motín en el vestuario, se sofocó muy pronto, porque Estados Unidos no volvió a perder ni uno solo de los cinco partidos siguientes.

La retaguardia infranqueable de Costa Rica: A los Ticos, tradicionalmente, les gusta atacar. La defensa no había sido nunca su seña de identidad. Pero todo esto ha cambiado, y con resultados impresionantes. El entrenador colombiano Jorge Luis Pinto ha conseguido un grado de seguridad defensiva nunca visto en la selección costarricense.

Los altísimos Michael Umaña, Cristian Gamboa, Bryan Oviedo y Giancarlo González montaron una retaguardia inexpugnable por delante de Keylor Navas, quien sigue siendo uno de los mejores guardametas de la CONCACAF. Las estadísticas no mienten: Costa Rica cedió sólo cinco goles en ocho partidos de camino a Brasil 2014.

México, salvado por su máximo rival: El pase de México a la repesca continental contra Nueva Zelanda fue posible gracias a un par de goles anotados en la capital de Panamá, donde Estados Unidos (el eterno rival) se impuso a la ambiciosa selección panameña y, de paso, consiguió que las esperanzas de los mexicanos no se marchitaran.

El grito de Christian Martinoli, el comentarista del canal TV Azteca, tras pitido final tardará mucho tiempo en olvidarse. "We love you! We love you forever and ever! God Bless America!", exclamó en inglés y a todo pulmón el periodista mexicano, para arremeter a continuación contra los jugadores mexicanos, que acababan de perder en Costa Rica su último encuentro. US Soccer (la asociación estadounidense) publicó momentos después en Twitter: #You’reWelcomeMéxico ("de nada, México"). Huelgan los comentarios.

El Tri acierta por fin: México solía darse un paseo hacia la clasificación directa, pero el Hexagonal 2013 planteó miles de problemas al gigante herido. El equipo tuvo cuatro seleccionadores diferentes y se llevó tan sólo 11 puntos de sus diez encuentros. 

Perdió en el Azteca y ganó un único encuentro en su fabuloso feudo, pero en el momento más decisivo, cuando se lo jugaba todo a una carta en la repesca contra Nueva Zelanda, cumplió con su trabajo y a lo grande. Miguel Herrera, su nuevo técnico y entrenador además del líder de la liga, el Club América, optó por no convocar a las grandes estrellas afincadas en Europa.

Como Javier "Chicharito" Hernández, Andrés Guardado o Guillermo "Memo" Ochoa, y decidió alinear exclusivamente a jugadores del campeonato nacional, diez de los cuales procedían de su club. Funcionó. México ganó la ida de la repesca por 5-1 en el Azteca y arrancó un 2-4 en la vuelta, en Wellington.

Jugadores a seguir: Roger Espinoza (Honduras): Este todocampista rechazó la posibilidad de representar a Estados Unidos y se decidió por su nación de nacimiento. En su palmarés figura el título de campeón de la Copa de Inglaterra con su club, el Wigan Athletic, y posee la energía incansable y la habilidad de jugar por el centro o por las bandas.

Selecciones clasificadas: 1. Estados Unidos, 2. Costa Rica , 3. Honduras, 4. México (en la repesca contra Nueva Zelanda).

Christian Martinoli narro los goles de Honduras en el Azteca.