sábado, 22 de junio de 2013

La Critica: ¿Seguimos Siendo Mediocres?

Redacción GOLAZO / Tegucigalpa, Honduras
Por: Jose Antonio @JoseAntonioHN
@DiarioGolazo 

En muchos aspectos nuestro país cada día se ve al borde del abismo, los temas como la corrupción, la pobreza, falta de educación, y muchas otras cosas se definen en una palabra la Mediocridad, el tema no es este el tema es la mediocridad en la que esta nuestro fútbol.  

La palabra mediocre suena fuerte si, pero ya es tiempo que el monopolio deje aun lado al deporte que muchas veces se utiliza para beneficio propio y no del aficionado, semanas atrás se dio a conocer la "alentadora" noticia que el formato de la Liga se cambiaría con lo que desaparecería los 6 clasificados para la fase final, el repechaje y todo lo que se venia realizando en los anteriores torneos.

Como es costumbre del Hondureño se llevo a cabo la reunión donde la Liga se reunión con los 10 representantes de cada equipo afiliados a la Liga, No obstante los amantes de la mezquindad impusieron su voluntad en la asamblea de la LINA, fueron mayoría y se unieron para conspirar en contra del tan maltratado fútbol hondureño, ellos son los únicos responsables que nuestros equipos no sean capaces de competir a nivel internacional.

Seis clubes de diez, es una pena, pero todo tiene un fondo, el afán de protagonismo de algunos dirigentes que se llenan la boca diciendo que fueron capaces de meter a sus escuadras a la fase final del certamen, gran triunfo, señores no presuman de lo que no han ganado, insisto ese formato de competencia simplemente lleva empobrecer más el balompié catracho.

Ya es tiempo que se produzca un cambio, pero para bien, no obstante con la mentalidad de los directivos y las disputas de poder que existen entre los bandos de Yankel Rosenthal y Rafael Leonardo Callejas hace imposible soñar con el hecho de tener una liga competitiva en un futuro cercano. 

Se busca que la Liga sea competitiva y que tenga renombre Internacional, pero si seguimos así como mediocres lo que se consigue es que afuera del país se burlen de la poca liga que queda.