sábado, 4 de agosto de 2012

¡Honduras Deja En Alto Su Nombre!

Redacción GOLAZO / Tegucigalpa, Honduras 
Por: Kenet Orellana @KenetOrellanaHN y Héctor Flores @HectorFloresHN
@DiarioGolazo 

Brasil tuvo que remontar dos veces ante Honduras (3-2) para sellar su billete a las semifinales del Torneo Olímpico de Fútbol Masculino de Londres 2012, en el partido disputado en el estadio St. James’ Park de Newcastle el sábado 4 de agosto. La canarinha se enfrentará a continuación al ganador del Gran Bretaña-República de Corea el martes en Manchester.

A pesar de que las primeras ocasiones las crearon los brasileños, Honduras sorprendió golpeando primero. Roger Espinoza avanzó pegado a la banda izquierda y su pase atrás encontró a Maynor Figueroa en carrera. El defensa casi tropezó con el balón pero Mario Martínez recuperó el control y con una gran volea batió a Gabriel (0-1, 12’). En medio del shock, Figueroa probó con un tiro libre desde la frontal del área que el arquero brasileño atajó (15’).

Brasil se puso entonces el mono de trabajo y se lanzó arriba, aunque le fallaba el último pase. Por su parte, Honduras se quedó con un hombre menos desde el 32', al recibir Wilmer Crisanto dos tarjetas amarillas en apenas un minuto.

La presión brasileña tuvo recompensa tras una jugada en la que Hulk alcanzó la línea de fondo y asistió al área chica. Figueroa y Peralta no se entendieron para despejarla y Leandro Damiao llegó por atrás para empujarla al fondo de la red (1-1, 37’). Marcelo pudo darle la vuelta con un tiro cruzado que José Mendoza desvió con la punta de los dedos.

El Mejor: En la reanudación, Espinoza, con un impresionante disparo cruzado, batió de nuevo a Gabriel (1-2, 48’). Pero poco le duró la alegría a los catrachos porque Neymar empató desde el punto de penal (2-2, 50’). Luego volvió a intervenir Neymar para dar el último pase a Damiao en el área que magistralmente se dio la vuelta y puso por fin por delante en el marcador a los brasileños (3-2, 60’).

Espinoza estuvo cerca de la igualada en un córner (65') pero ya no se le daría el gol a Honduras y el jugador vio la segunda amarilla en el último minuto. El público y los rivales reconocieron, a pesar de la expulsión, su gran aportación al partido y lo despidieron con aplausos.