domingo, 21 de julio de 2013

¡Nuestros Hijos Se Hundieron En Su Propia Soberbia!

Redacción GOLAZO / Tegucigalpa, Honduras
Por: Jose Antonio @JoseAntonioHN 
@DiarioGolazo 

Los clásicos no se juegan bien, simplemente se ganan. Así lo entendió Honduras que, sin jugar brillantemente, venció 1-0 a Costa Rica y se situó entre las cuatro mejores selecciones de la CONCACAF.

El lugar en la tabla de eliminatoria no importa en este tipo de partidos (Costa Rica es segunda con 11 y Honduras cuarta con 7), por eso son clásicos. Y si bien es cierto el desarrollo del juego no fue vistoso, sí estuvo cargado de emociones.

En los primeros minutos los ticos pudieron haberse ido en ventaja, pero Álvaro Saborío volvió a fallar y perdonó a Donis Escober, que acabaría siendo la principal figura de Honduras porque salvó su meta en diversas ocasiones.

La solitaria anotación llegó a los 4 minutos del complemento, cuando Andy Najar se estrenaría como goleador con la Bicolor al tenderse en "palomita" a centro de Alex López, para impulsar así la ilusión y desatar el festejo de 8 millones de Hondureños.

De allí hasta el final los ticos "quemaron sus naves" y se fueron por todo en busca del empate, pero los centrales Catrachos (Osman Chávez y el improvisado Brayan Beckeles) y el arquero Escober, que fungió como auténtico "ángel guardián", salvaron una y otra vez la valla nacional.

Con esta ya son dos las veces consecutivas (y cuatro en total) que Honduras envía a Costa Rica a casa en Copa Oro. En la edición de 2011, los criollos dejaron en el camino a los costarricenses en definición desde el punto penal tras igualar 1-1.

Las semifinales de la Copa Oro se disputarán el miércoles en la ciudad de Dallas, Texas, donde Honduras estará enfrentándose a Estados Unidos y Panamá a México, por un cupo en la final.

Un gran centro de Alex Lopez a Andy Najar basto para vencer a los Ticos.